Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

domingo, 15 de abril de 2018

España. Dosier: La libertad de expresión y los delitos relacionados.


España. Dosier: La libertad de expresión y los delitos relacionados.

Resultado de imagen de libertad de expresion en españa

¿Qué es la Libertad de expresión? Cuatro minutos.

Josep Ramoneda resume en Defender la libertad de expresión [“El País” (14-IV-2018)]:

‹‹(…) hablamos de libertad de expresión. Las libertades nunca están garantizadas. En Europa las habíamos dado por adquiridas y las sensibilidades se habían adormecido en los años previos a la crisis de 2008, en que arraigó una peligrosa cultura de la indiferencia. La crisis de gobernanza de las democracias liberales está haciendo emerger las peores caras de la pax europea.
Derechos fundamentales como la libertad de expresión están amenazados en un momento en que las aceleraciones del proceso de globalización han provocado un repliegue sobre los espacios nacionales. Último episodio: la victoria del autoritarismo ultranacionalista de Orbán en Hungría. Las instituciones europeas han venido tolerando la violación permanente de los principios de la Unión por parte de las autoridades húngaras y la derecha europea (el grupo popular del parlamento en el que se encuadra el PP) ha acogido el triunfo de su colega con entusiasmo.
El desconcierto de las clases medias, sumidas en el pánico después del descalabro sufrido con la gran recesión, está siendo territorio fértil para un giro autoritario. Y unos gobiernos en manifiesta pérdida de poder (y de confianza) por su incapacidad para poner límites a unos mercados globalizados, han encontrado en la emigración (convertida en chivo expiatorio) y en el terrorismo argumentos para exhibir músculo, especulando con el miedo, un arma política extraordinaria por su capacidad de propagarse y de paralizar a la ciudadanía. Y así hemos asistido a increíbles endurecimientos de las legislaciones penales, tarea en la que España ocupa un lugar destacado especialmente desde que gobierna el PP y su icónica ley mordaza. Una ley con aplicación de perímetro variable en función de cuál es el enemigo oficial del momento.
La libertad de expresión es un derecho fundamental que tiene que ser protegido por las leyes, pero es una ciudadanía activa, capaz de aceptar el conflicto como algo natural y la palabra como forma de afrontarlo, la que más puede hacer para defenderla. En este contexto, un incidente parlamentario menor adquiere relevancia. Tras una interpelación del diputado Carles Campuzano, el ministro Rafael Catalá le espetó: “Tiene usted mucha suerte porque puede venir a esta Cámara con ese ofensivo lazo amarillo que quiere decir que en España hay presos políticos”. Que en España hay presos políticos es una opinión tan susceptible de ser defendida y criticada como la contraria. El derecho fundamental a la libertad de expresión que legitima a cualquier ciudadano a llevar un lazo amarillo es presentado por el ministro de Justicia como una generosa concesión: un gesto de tolerancia con los equivocados. Y lo acompaña con el signo de la amenaza: tiene usted mucha suerte. La suerte siempre puede torcerse. Catalá debería saber que la libertad de expresión es un derecho, no una concesión.
En estos tiempos en que los cuerpos de la seguridad del Estado van a la caza de delitos de odio en las redes y algunas instituciones y creencias pretenden situarse por encima del bien y del mal, protegidas penalmente de la crítica, uno siente cierta nostalgia de la tradición americana. La Primera Enmienda constitucional de los Estados Unidos establece sin ambages que el Congreso no podrá hacer ninguna ley que limite la libertad de expresión, la de prensa, y el derecho a la asamblea pacífica de las personas.
Todo tiene sus límites, la libertad de expresión también: la libertad del otro. Y es verdad que un sistema como el americano puede dejar desprotegidos a aquellos sectores más vulnerables que tienen poco acceso a los espacios de comunicación y creación de opinión. Pero es por la acción política, por la vitalidad democrática de una sociedad, que hay que defender a estas personas y no con las prohibiciones, que además, por lo general, buscan la protección de quienes no tienen nada de vulnerables: desde las altas instituciones hasta los aparatos represivos del Estado.
No hay democracia sin palabra libre. Negar la palabra al otro no suma, enfrenta. Y esto vale para toda forma de coacción, ya sea desde la legalidad o fuera de ella. Pero en este país la libertad de expresión sigue siendo entendida como una generosa concesión susceptible de ser retirada. Y la proliferación de tipos penales basados en la subjetividad y en la presunción y no en hechos, la cercena y agranda las fracturas. Por eso hay que defenderla.››


Resultado de imagen de libertad de expresion en españa

FUENTES.
Noticias
Vizoso, Sonia. Un Código Penal con pecado de blasfemia. “El País” (20-II-2018). Perdura una norma heredada del franquismo.
Pérez, F. J. El Supremo absuelve a la tuitera que hizo chistes sobre el asesinato de Carrero. “El País” (2-III-2018).
Pérez, F. J. ‘El derecho penal no puede prohibir el odio, no puede castigar al ciudadano que odia’. “El País” (2-III-2018). Hay unos límites amplios para la libertad de expresión.
Pérez, F. J. Nueva condena por enaltecimiento al rapero Pablo Hasel. “El País” (3-III-2018). Insultó, injurió y calumnió a la Corona, la Guardia Civil…
Ayuso, Silvia. Estrasburgo sentencia que quemar retratos del Rey es una forma de liberta de expresión. “El País” (14-III-2018). El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (incluido un juez español) condena a España.
Gálvez, J. J. Amnistía acusa al Gobierno de reprimir las opiniones en Internet. “El País” (14-III-2018).

Opiniones.
Elorza, Antonio. Estrasburgo. “El País” (21-III-2018). Las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos son proclives a condenar a España.

Laporta, Francisco J. La respuesta es el silencio. “El País” (16-III-2018). Las penas no sirven para frenar los discursos nauseabundos en las redes. Lo mejor es responder con el silencio.

Ramoneda, Josep. Defender la libertad de expresión. “El País” (14-IV-2018).

jueves, 12 de abril de 2018

Dosier: El control de las armas químicas en la guerra de Siria.

Dosier: El control de las armas químicas en la guerra de Siria.

image
La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ en español, OPCW en inglés) ha participado desde 2013 en el control de las armas químicas en el conflicto sirio, tras recibir denuncias internacionales por el uso de este armamento por el Gobierno sirio, que a su vez ha respondido acusando a los rebeldes y a los países que lo arman. Nuevos ataques en septiembre de 2017 y abril de 2018 han vuelto a poner de manifiesto la necesidad de un compromiso mundial más eficaz contra su uso.

Resultado de imagen de guta oriental chemistry attack
Víctimas del ataque químico en Duma el 7 de abril de 2018.

El editorial Obstruccionismo ruso [“El País” (17-IV-2018)] critica que Rusia dificulte el control por la OPAQ en Siria:
‹‹Desde que se produjo el ataque con armas químicas en la ciudad siria de Duma el pasado 7 de abril, Moscú ha estado negando la implicación del régimen sirio en la acción que causó decenas de muertos, entre ellos numerosas mujeres y niños. De hecho, medios rusos han ido más lejos y han estado repitiendo sistemáticamente la tesis de que se trata de un montaje de la oposición que combate la dictadura de Bachar el Asad. Han asegurado, por ejemplo, que los niños que aparecían con convulsiones en realidad temblaban de frío porque los tenían desnudos.
Siguiendo esta línea de argumentación, resulta sorprendente que ahora tanto Rusia como Siria hayan negado el acceso a Duma a los inspectores enviados a Siria por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ). Alegan “asuntos de seguridad que todavía hay que resolver”. Los inspectores llegaron a Damasco el sábado y desde entonces están listos para comenzar inmediatamente su labor.
En su momento, la UE exigió inspectores sobre el terreno que aclararan los hechos antes de pronunciarse sobre posibles sanciones o acciones militares. Y con posterioridad al bombardeo de objetivos en Siria, realizado en la madrugada del pasado sábado por Estados Unidos, Reino Unido y Francia, los ministros de Exteriores de los 28 han preferido, en aras del consenso, “entender” antes que respaldar sin fisuras la operación militar aliada.
La UE tiene razón al señalar que las acciones militares, para ser eficaces, deben ir acompañadas de iniciativas diplomáticas. Rusia, que apoya a El Asad, se ha comprometido en varias ocasiones a lograr el desmantelamiento de los arsenales químicos sirios. Pero el dictador sirio ha hecho caso omiso. Europa debe presionar a Rusia, incluso con sanciones, para que Siria permita el acceso a los inspectores a Duma y para que desmantele definitivamente los arsenales de armas químicas utilizadas por las tropas de Damasco.››

FUENTES.
Noticias.
Alandete, David. La misión más difícil y peligrosa. “El País” (12-X-2013) 4. La misión de la OPAQ en Siria.
Alandete, D. Los inspectores avanzan en la destrucción de los arsenales químicos de El Asad. “El País” (18-X-2013) 5.
Ferrer, Isabel. El mundo destruye el arsenal químico sirio. “El País” (11-I-2014) 2-3.
Ferrer, I. La diplomática que mueve los hilos. “El País” (11-I-2014) 3. La holandesa Sigrid Kaag dirige el operativo.
Ferrer, I. Agua y sosa cáustica para la paz. “El País” (11-I-2014) 3. Cómo se destruirán las armas químicas.
Ferrer, I. El régimen de Siria completa la entrega de todas las armas químicas que declaró. “El País” (24-VI-2014) 4.
Sanz, Juan Carlos. La ONU achaca al régimen sirio el ataque químico que mató a 83 personas. “El País” (7-IX-2017).
Sanz, J. C. Un equipo internacional investigará el ataque químico. “El País” (11-IV-2018). El bombardeo con gas sarín de Duma el 7 de abril de 2018 mató al menos a 60 civiles e hirió a cientos.
Bassets, L. Macron afirma tener pruebas de que Damasco lanzó el ataque químico. “El País” (13-IV-2018).
Martínez Ahrens, J. El Pentágono señala el riesgo de ‘una escalada sin control’. “El País” (13-IV-2018).
Gutiérrez, Óscar. Una represalia, muchas atrocidades. “El País” (15-IV-2018).
Sanz, J. C. Siria y Rusia frenan el acceso de los inspectores al lugar del ataque químico. “El País” (17-IV-2018).
Abellán, L. La UE ofrece un apoyo cauto a la operación contra el régimen de El Asad. “El País” (17-IV-2018).
Bassets, M. La oposición francesa critica al Gobierno por los bombardeos. “El País” (17-IV-2018).
Guimón, P. May defiende ante el Parlamento la legalidad de la acción. “El País” (17-IV-2018).



Opiniones.
Editorial. Obstruccionismo ruso. “El País” (17-IV-2018). Rusia dificulta el control por la OPAQ en Siria.

Palacio, V. Ni es multilateralismo, ni hay estrategia. “El País” (17-IV-2018).


jueves, 29 de marzo de 2018

Dosier: Rusia y el asesinato de disidentes y exespías en el exterior.


Dosier: Rusia y el asesinato de disidentes y exespías en el exterior.



Affaire Skripal : du poison sur la porte d'entrée (29-III-2018). Euronews. Un minuto. Un vídeo en francés sobre la investigación del atentado químico contra Skripal y su hija.

El editorial Londres responde a Moscú [“El País” (15-III-2018)] explica que el Gobierno de May decreta la suspensión de los contactos diplomáticos al más alto nivel con Rusia como respuesta a los atentados con armas químicas de origen ruso en territorio británico:

‹‹El atentado con armas químicas contra el exespía ruso Serguéi Skripal ha desencadenado una gravísima crisis diplomática entre Reino Unido y Rusia. En la acción, ocurrida en Salisbury, fueron envenenadas también la hija de la víctima y otras 21 personas.
El ataque se produjo hace 11 días y el Gobierno británico, prudentemente, prefirió entonces no hacer ninguna atribución precipitada. Esperó a la identificación del agente tóxico que dejó a Skripal postrado en un hospital y en estado crítico. Identificado el gas nervioso como Novichok, desarrollado por la Unión Soviética y, en teoría, destruido posteriormente, Londres pidió a Rusia explicaciones, obteniendo solo amenazas y desmentidos sin credibilidad.
La reacción de Londres ha sido contundente y tiene un importante calado político. Ha considerado el atentado como “un uso ilegal de la fuerza por parte del Estado ruso contra el Reino Unido”. Es decir: un ataque directo. El Gobierno de Theresa May ha anunciado además una batería de represalias entre las que destaca la expulsión de 23 diplomáticos rusos de suelo británico. Se trata de la mayor expulsión de representantes rusos desde la caída de la Unión Soviética. Además, May ha decretado la suspensión de los contactos diplomáticos al más alto nivel así como la cancelación de la visita de Sergei Lavrov, ministro de exteriores ruso.
Rusia, que el próximo domingo celebra elecciones presidenciales, se ha limitado a repetir el argumento exculpatorio empleado anteriormente, por ejemplo, tras el asesinato del exespía Alexander Litvinenko en 2006: Reino Unido debe presentar pruebas. Pero en vez de colaborar en la investigación, Rusia ejecuta una agresiva defensa verbal. Con acierto, May ha apuntado dos hipótesis. O bien el Gobierno ruso es responsable directo del ataque o bien ha perdido el control de un arsenal químico ilegal. Sea cual fuera, las dos apuntarían a la responsabilidad de Moscú.››


FUENTES.
Guimón, P. Otro ‘caso Litvinenko’ conmociona a Reino Unido. “El País” (6-III-2018). El espía ruso Serguéi Skripal y su hija, refugiados en Londres después de que el primero revelase secretos del espionaje ruso en Occidente, son envenenados con un ‘agente nervioso’.
Guimón, P. La conexión española del espía envenenado. “El País” (11-III-2018). La historia de Skripal.
Guimón, P. May señala a Rusia como responsable del envenenamiento del espía. “El País” (13-III-2018).
Guimón, P. La policía antiterrorista investiga la muerte de un exiliado ruso en Londres. “El País” (14-III-2018). Fallece Nikolai Glushkov, socio de ya fallecido magnate Berezovski.
Bonet, P. Moscú exige a Reino Unido que pruebe que envenenó al exespía. “El País” (14-III-2018).
Tubella, O. Londres expulsa a 23 diplomáticos rusos en una dura escalada de tensión. “El País” (15-III-2018).
Bonet, P. Hipótesis para una tragedia. “El País” (15-III-2018).
Editorial. Londres responde a Moscú. “El País” (15-III-2018).
Guimón, P. La policía investiga como asesinato la muerte en Londres del exiliado ruso Glushkov. “El País” (17-III-2018).
Fernández, Rodrigo. Moscú expulsa a 23 diplomáticos británicos y cierra un centro cultural. “El País” (18-III-2018).
Bonet, P. Rusia exige participar en las pesquisas sobre el espía envenenado. “El País” (22-III-2018).
Abellán, L.; Mars, A. Occidente se moviliza para castigar a Rusia por el ataque químico. “El País” (27-III-2018). Expulsiones de diplomáticos rusos como respuesta a los atentados.

Dosier: El ‘caso Máster de Cifuentes y otros’.

Dosier: El ‘caso Máster de Cifuentes y otros’.

Resultado de imagen de caso cifuentes, tag, el pais

La acusación a Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, de haber falsificado su expediente universitario respecto a un máster, ha puesto en picota a la política madrileña, en un caso confuso, en el que falta aparentemente la mayor parte de la documentación.

Cristina Cifuentes anuncia una querella criminal contra los periodistas de eldiario.es (27-III-2018). Agencia EFE. Dos minutos.

La respuesta del periodista Escolar, de eldiario.es (28-III-2018). Cuatro minutos.

El editorial Dimitir es la salida. [“El País” (6-IV-2018)] resume los hechos y aconseja que la presidenta dimita:
‹‹Cristina Cifuentes se ha parapetado, según todo parece indicar, en una mentira para mantener su puesto al frente de la Comunidad de Madrid. Quizá ella no falseó ninguna firma y ningún documento para demostrar que sí cursó y superó un máster de posgrado en una universidad pública, pero el miércoles, en la Asamblea madrileña y ante los electores, proclamó con altanería que el título que figuraba en su currículo académico era “perfectamente real y legal”. Una profesora, la presidenta del supuesto tribunal que la examinó, ha reconocido que no firmó el acta. Hubo, por tanto, un delito de falsificación de documento público que la fiscalía ahora evaluará. Si ella no falsificó nada, Cifuentes tendrá al menos que explicar de dónde sacó el acta que tan orgullosa exhibió y por qué estaba tan segura de su legalidad.
Pero llegados a este punto la palabra de Cifuentes tendrá muy poco valor. Ella misma ha destruido su credibilidad defendiendo que cursó un máster al que no acudió y del que nunca ha sido capaz de explicitar día y hora de presentación en sesión pública su trabajo de fin de máster. Este escándalo involucra gravemente a la Universidad Rey Juan Carlos, pero su rector ha tomado la iniciativa para buscar responsabilidades e imponer la pulcritud interna a partir de ahora frente a una líder política arrogante que quizá participó en el amaño y ha basado su defensa en el contrataque y la mentira. Dimitir es su única salida airosa para minimizar los daños que ha infligido a la política en general y a su partido, que mañana inicia una importante convención nacional en Sevilla.
En caso de numantina resistencia, la pelota estaría en el tejado de Ciudadanos, el partido que apoya con sus votos a la líder popular. El pacto de legislatura suscrito con la presidenta madrileña incluye tolerancia cero hacia los políticos involucrados en escándalos de corrupción. Este es el caso. Se ha cometido un presunto delito que solo beneficiaba a la versión de Cifuentes y esta ha demostrado su catadura moral y política.
Puede que a un año de las elecciones autonómicas Ciudadanos sopese razones electorales legítimas, pero conformarse con la situación a la espera de un mejor momento pondrá gravemente en cuestión su ideario reformista de regeneración política. Durante esta legislatura se ha entendido bien con los socialistas y Podemos para poner en marcha diversos proyectos. Ahora, y a pesar de ser el partido menos numeroso en la Asamblea, está obligado a facilitar el relevo.››

FUENTES.
Internet.

Noticias.
Silió, E.; Sánchez, E.; Álvarez, P. Cifuentes intenta rebatir una acusación de falsificación de las notas de su máster. “El País” (22-III-2018).
Álvarez, P.; Silió, E. Un campus cercado por el plagio. “El País” (22-III-2018). La universidad Rey Juan Carlos, cercana al PP, no fue investigada por la presidenta regional por las acusaciones de plagio de su exrector hace un año, alegando su autonomía.
Álvarez, P.; Silió, E. La Rey Juan Carlos investiga el máster de Cifuentes tras haberla respaldado. “El País” (23-III-2018).
Sánchez, E. ‘Si cae la presidenta no aguantamos más’. “El País” (23-III-2018).
Sanmartín, Olga S. El 'caso Cifuentes' revela el fiasco de los másteres. “El Mundo” (25-III-2018).
Álvarez, P.; Silió, E. Los cabos sueltos del ‘caso Cifuentes’. “El País” (26-III-2018).
Silió, E.; Díez, A. Rajoy apoya a Cifuentes, que no aclara las dudas sobre su máster. “El País” (27-III-2018).

Díez, A.; Mateo, J. J. El futuro de Cifuentes, en el aire tras el caso del máster. “El País” (31-III-2018).
Sánchez, E.; Marcos, J. Cifuentes no aclara las dudas y se parapeta detrás de la Universidad. “El País” (5-IV-2018).
Marcos, J.; Gálvez,  J. J. El PSOE presiona con una moción de censura para dejar en evidencia a Rivera. “El País” (5-IV-2018).
Álvarez, P.; Silió, E. Los interrogantes sin resolver por la presidenta. “El País” (5-IV-2018).
Marcos, J.; Sánchez, E. Ángel Gabilondo. ‘Cifuentes lucha por sobrevivir y es mejor que lo deje ya’. “El País” (6-IV-2018).
Marcos, J.; Gálvez,  J. J. Podemos no pone condiciones a la moción para forzar el apoyo de Rivera. “El País” (6-IV-2018).
Álvarez, P.; Silió, E. Una de las profesoras del máster de Cifuentes admite que no firmó el acta. “El País” (6-IV-2018).
Álvarez, P. La Universidad desmonta el relato de Cifuentes sobre su máster. “El País” (7-IV-2018).
Silió, E. El escándalo rompe el ‘statu quo’ del rector con sus antecesores. “El País” (7-IV-2018).
Redacción. Las 12 horas que cercaron a la presidenta. “El País” (7-IV-2018).
Mateo, J. J. El PP se plantea ya que Cifuentes no vuelva a ser candidata en 2019. “El País” (7-IV-2018).
Gálvez, J. J. Ignacio Aguado. / Portavoz de Ciudadanos. ‘Nos agarremos a conjeturas, indicios o contradicciones’. “El País” (7-IV-2018).
Mateo, J. J.; Gálvez, J. J. El pulso entre el PP y Ciudadanos condiciona el futuro de Cifuentes. “El País” (8-IV-2018).
Domínguez, Í. La universidad como chiringuito. “El País” (8-IV-2018). La Universidad Rey Juan Carlos sufre como feudo del PP una politización extrema, que afecta a sus 1.400 profesores y 40.000 alumnos.
Domínguez, Í.; Álvarez, P. La Rey Juan Carlos investiga también un máster de Pablo Casado. “El País” (10-IV-2018).
Redacción. Ciudadanos da tres semanas al PP para que deje caer a la presidenta Cristina Cifuentes. “El País” (10-IV-2018).
Domínguez, Í.; Álvarez, P. Casado logró convalidar 18 de las 22 asignaturas del máster que aprobó. “El País” (11-IV-2018).
Álvarez, P. Dimite una responsable de la universidad al sentirse ‘engañada’. “El País” (11-IV-2018). Tres docentes denuncian actas falsas en asignaturas de Cifuentes.
Redacción. Los ‘otros’ profesores de Cifuentes. “El País” (11-IV-2018). Preocupación por el desprestigio que el caso les acarrea.
Ortega, P.; Ceberio, M. Una profesora del máster de Cifuentes niega ante la policía haberla evaluado. “El País” (12-IV-2018).
Álvarez, P. Los rectores constatan ‘graves irregularidades’ en el título. “El País” (12-IV-2018).
Díez, A.; Casqueiro, J.; Mateo, J. J. Rajoy toma las riendas del ‘caso Cifuentes’ con el objetivo de no perder Madrid. “El País” (12-IV-2018).
Sevillano, E. G.; Domínguez, Í. Pablo Casado infló su currículum en universidades de Estados Unidos. “El País” (13-IV-2018).
Mateo, J. J.; Casqueiro, J. Rajoy intenta frenar la división en el PP y sostiene po ahora a Cifuentes. “El País” (14-IV-2018).

Álvarez, P. Álvarez Conde o el poder absoluto desde la cátedra. “El País” (14-IV-2018).

Opiniones.

Amón, Rubén. Una barbacoa en el velatorio. “El País” (7-IV-2018).
Amón, R. Cuatro salidas a un laberinto letal. “El País” (8-IV-2018).

Editorial. Cifuentes no convence. “El País” (5-IV-2018).
Editorial. Dimitir es la salida. “El País” (6-IV-2018).

León, Sandra. La culpa, el credo y el máster. “El País” (11-IV-2018).

León Gros, Teodoro. ¿Era tan difícil hacerlo mejor? “El País” (7-IV-2018).

Vallespín, Fernando. La presidenta y los ‘hechos alternativos’. “El País” (6-IV-2018).

miércoles, 28 de marzo de 2018

Dosier: La inteligencia y los superdotados.

Dosier: La inteligencia y los superdotados.

Resultado de imagen de superdotacion

Howard Gardner, autor de Teoría de las inteligencias múltiples, sostiene que hay inteligencias intelectuales, lingüísticas, lógico-matemáticas, visual-espaciales… Por contra, otros psicólogos, de acuerdo al consenso general, entienden que hay una inteligencia general compuesta de distintas capacidades que están relacionadas.
Mensa, el club de superdotados, en 2018 con 2.300 miembros en España y 160.000 en el mundo, reúne a parte del 2% de la población con el CI superior a 130 puntos.

Fuentes.
Internet.

Libros.
Gardner, Howard. Teoría de las inteligencias múltiples. Hay inteligencias intelectuales, lingüísticas, lógico-matemáticas, visual-espaciales…
Garnica, Maite. ¿Cómo reconocer a un niño superdotado?
Sanz Chacón, Carmen. La maldición de la inteligencia. Por qué tantos superdotados acaban en el fracaso personal y profesional.
Siaud-Facchin, Jeanne. Demasiado inteligente para ser feliz. Las altas capacidades conllevan  en muchos casos dificultades emocionales e inadaptación.

Noticias.
Barbería, José Luis. Superdotados, el puzle de las altas capacidades. “El País” Semanal 2.165 (25-III-2018). [https://elpais.com/elpais/2018/03/16/eps]

Dosier: El proteccionismo comercial de Trump.


Dosier: El proteccionismo comercial de Trump.*

Resultado de imagen de HERODOTO, BOIX, TRUMP

El editorial Muecas mercantilistas [“El País” Negocios 1.689 (18-III-2018)] critica la deriva proteccionista:

‹‹Después de más de un año de Gobierno, el mundo ya ha caído en la cuenta de que Donald Trump está en posesión de una concepción premoderna de la economía. La resurrección del mercantilismo operada por Trump es una anomalía comparable a que la sanidad en los países occidentales volviese a practicar el curanderismo como norma. Y no es que el proteccionismo estuviera erradicado antes de la era Trump, sino que se consideraba un mecanismo de reacción marginal, limitado, frente al progreso del comercio mundial y del multilateralismo. La política económica de Trump tiene un aire añejo, un poco pueril (sus consecuencias no lo son, desde luego), como volver a los juguetes de metal y a las cartas franqueadas. Esa puerilidad es peligrosa, aunque por el momento se manifieste más en amenazas que en daños considerables. Que llegarán, si sigue por este camino.
Este carácter rancio e infantil se manifiesta no sólo en la voluntad entusiasta de provocar guerras comerciales, sino también en el carácter simbólico y animista de sus decisiones. Sube los aranceles del acero (25%) y del aluminio (10%), quizá porque está jugando con el valor nostálgico de la industria del acero en el imaginario industrial estadounidense. De nuevo un guiño a los obreros blancos que se encuentran cómodos lamentando la invasión de inmigrantes y recuerdan la América perdida. El mensaje de los aranceles al acero y al aluminio está un poco por encima del nivel subliminal, pero, eso sí, en el grado de tosquedad requerido. Ni el acero ni el aluminio tienen una relevancia especial para la economía estadounidense, pero son motivo para demostrar que, frente a China, se están “haciendo cosas”.
Ante esta colección de muecas mercantilistas —el aluminio y el acero no son las únicas; Trump ya había vetado recientemente la compra de Qualcomm por el grupo Broadcom, de Singapur— importa mucho la calidad de las respuestas. China ha recurrido a la amenaza velada y Europa parece dispuesta a imponer aranceles a los vaqueros y al bourbon. Son reacciones obligadas, causadas por la sorpresa y el desaliento. Pero el mejor tratamiento posible a la infección proteccionista es mantener la confianza en el libre comercio mundial y resolver, en la medida de lo posible, los conflictos (o baladronadas) de Trump a través de los organismos multilaterales vigentes.
Hay varios motivos de peso para la moderación. Los asesores políticos de Trump, aunque sigan creyendo mágicamente en los aranceles, deben estar informados de que el proteccionismo daña el crecimiento y el empleo (de hecho, sólo los aranceles al acero y al aluminio le pueden costar a Estados Unidos unos 146.000 puestos de trabajo) y acaba produciendo rebrotes de la inflación. Al final de esa cadena de causas y efectos aparece la política monetaria como principal damnificada: Powell tendría que acelerar la retirada de estímulos monetarios, lo cual provocaría un grave desequilibrio financiero y daños inciertos, pero considerables, en la confianza de los mercados. No es muy verosímil hoy que Trump, más allá de su exhibicionismo complaciente, corra el riesgo de abrir una guerra económica global y se arriesgue a poner a todas las áreas económicas en situación de abierta hostilidad a Washington. Trump debe medir bien todos sus pasos, porque esto es exactamente lo que está a punto de suceder. En el BCE ya han expresado su malestar por lo que consideran una política deliberada de depreciación del dólar. La cuestión es ¿hasta qué extremos va a llevar Trump su gamberrismo económico?››


FUENTES.
Noticias. 
Pozzi, S. Trump elevará los aranceles al acero y al aluminio importado. “El País” (2-III-2018). Una tasa del 25% al acero y del 10% al aluminio.
Mars, A.; Fariza, I. Trump amenaza con aranceles sobre los coches de fabricación europea. “El País” (4-III-2018).
Martínez Ahrens, J. Los republicanos piden a la Casa Blanca que pare la guerra comercial. “El País” (6-III-2018).
Martínez Ahrens, J. La vuelta de Trump al nacionalismo económico desgarra la Casa Blanca. “El País” (8-III-2018). El consejero económico Gary Cohn dimite por su desacuerdo con el proteccionismo comercial de Trump.
Pérez, C. La UE anuncia represalias por los aranceles de EE UU. “El País” (8-III-2018).
Martínez Ahrens, J. Estados Unidos apela a la ‘seguridad nacional’ para abrir la guerra comercial. “El País” (9-III-2018).
Fontdeglòria, X. Pekín promete responder a Washington. “El País” (9-III-2018).
Martínez Ahrens, J. El hombre que fabrica las bombas para Trump. “El País” (9-III-2018). Peter Navarro, secretario de Comercio, es el ideólogo del proteccionismo de Trump.
Ferrer, Thiago. Tambores de acero para una guerra comercial. “El País” Negocios 1.689 (18-III-2018).
Martínez Ahrens, J.; Pérez, C. EE UU declara la guerra comercial a China y reduce su presión a Europa. “El País” (23-III-2018).
Abellán, L. Trump lleva su guerra comercial a los fabricantes europeos de automóviles. “El País” (2-IV-2018).
Fontdeglòria, X. China lanza su represalia por los aranceles de EE UU. “El País” (3-IV-2018).
Mars, A. Trump amenaza a China con imponer aranceles por otros 100.000 millones de dólares. “El País” (7-IV-2018).
Fontdeglòria, X. Pekín cree que la Casa Blanca quiere frenar su desarrollo tecnológico. “El País” (7-IV-2018).

Opiniones.
Díez, Juan Carlos. Guerra comercial. “El País” (6-IV-2018). Los peligros del proteccionismo de Trump.

Editorial. Muecas mercantilistas. “El País” Negocios 1.689 (18-III-2018).

González, Alicia. Del TTIP a la amenaza de guerra comercial. “El País” (8-III-2018). Trump no es un socio fiable para sus aliados.
González, Alicia. La guerra no es el final. “El País” (7-IV-2018).

Krugman, Paul. Lo más Trump que Trump ha hecho nunca. “El País” Negocios 1.688 (11-III-2018). El nefasto proteccionismo comercial.
Krugman, P. Dando tumbos hacia una guerra comercial. “El País” Negocios 1.690 (25-III-2018).

Ontiveros, Emilio. Escaramuzas y guerras comerciales. “El País” (6-III-2018).
Ontiveros, E. ¿Cuánta globalización? “El País” Negocios 1.689 (18-III-2018).

Rallo, Juan Ramón. Aranceles contra China: un tiro en el pie. “El Confidencial” (23-III-2018). EE UU será el principal perjudicado del proteccionismo de Trump.

Vidal-Folch, Xavier. Trump te mete la mano. “El País” (5-III-2018). La política proteccionista de Trump amenaza la economía mundial.

sábado, 24 de marzo de 2018

Ciberseguridad. Dosier: El ‘caso Facebook’.

Dosier: El ‘caso Facebook’.

Facebook afronta una multa millonaria en EEUU por posible filtración de datos (21-III-2018). Agencia EFE. Un minuto.

El editorial Desprotección de datos [“El País” (21-III-2018)] resume la revelación de un grave caso de uso ilegal de las redes sociales:
‹‹Como bien están demostrando diversas plataformas rusas, el control de los datos digitales es un arma política de primer orden y muy preciada. La fuga ilegal de datos de 50 millones de usuarios de Facebook pone al descubierto que el oscuro manejo de la información no es monopolio ruso y que las grietas de las redes sociales desprotegen a los usuarios, facilitando la información que estos aportan gratuitamente para que luego pueda ser utilizada con fines oscuros.
La consultora Cambridge Analityca, entre cuyos inversores están Steve Bannon, el jefe de campaña de Donald Trump en 2016, y el millonario y donante republicano Robert Mercer, robó supuestamente los datos de unos 50 millones de usuarios para utilizarlos en favor del candidato Donald Trump. Para ello se valió de un subterfugio informático y de la reputación de la Universidad de Cambridge. Logró el consentimiento de 270.000 usuarios y a través de ellos (con una aplicación que se descargaban de manera voluntaria) obtuvo la identidad, la red de amigos y los gustos (a través de los likes) de 50 millones de personas sobre las que influir.
La práctica es ilegal. Los usuarios de Facebook ceden por contrato sus datos solo para análisis académicos. Pero llueve sobre mojado. Cambridge Analityca ya estaba siendo investigada en Reino Unido por su supuesta interferencia en favor del Brexit antes de conocerse este nuevo escándalo de perfiles tan inquietantes.
Son muchas las dudas y cuestiones que plantea este nuevo caso. La primera de ellas es la alarmante facilidad con la que una empresa puede acceder a tantos usuarios sin el consentimiento de estos. ¿Es solo el resultado de la falta de seguridad de la red social? El comportamiento de los responsables de Facebook respecto a este asunto que vio la luz el sábado pasado es también llamativo. Según “The Observer”, el medio que ha desvelado el escándalo junto a “The New York Times”, Facebook fue consciente de la masiva fuga de datos a finales de 2015. No avisó, sin embargo, a sus usuarios. El Parlamento Europeo, el Senado de Estados Unidos y la Cámara de los Comunes de Reino Unido están pidiendo que sus máximos responsables comparezcan para explicar lo ocurrido. De momento, estos guardan un sonoro silencio.
No es Facebook, sin embargo, el único actor bajo sospecha de este escándalo. Es clave el investigador rusoamericano de la Universidad de Cambridge Alexandr Kogan, al que ahora la consultora culpa en exclusiva de lo ocurrido. Es importante también analizar el comportamiento de esa firma que, además de apoyar el Brexit, se ha jactado de saber cómo desacreditar a rivales y manipular a la opinión pública. En este caso, esa manipulación se ha puesto al servicio de la campaña de los republicanos. ¿Cuánto sabía de todo ello el partido de Donald Trump?
Facebook se ha comprometido a asegurarse de que Cambridge Analityca no conserve la masiva información obtenida ilegalmente. Alarma la certeza de saber que esa es una misión casi imposible. El refuerzo de los mecanismos y leyes de protección de datos es urgente, pero su vulnerabilidad es cada día más evidente.››


FUENTES.
De Llano, P. Una firma que sirvió a Trump manipuló datos de Facebook. “El País” (18-III-2018). Cambridge Analytica logró ilegalmente información de 50 millones de usuarios para su uso político a favor de Trump.
De Llano, P.; Sánchez, Á. Una fuga de datos de Facebook abre una tormenta política mundial. “El País” (20-III-2018).
Pozzi, S.; Contreras, M. Cerco político a Facebook tras una masiva filtración de datos. “El País” (21-III-2018).
Contreras, M.; Pozzi, S. Las autoridades europeas y de EE UU exigen explicaciones a Zuckerberg. “El País” (21-III-2018).
Martínez Ahrens, J. La firma que jugó con la intimidad de 50 millones de personas. “El País” (21-III-2018). Cambridge Analytica.
Martínez Ahrens, J. Zuckerberg reconoce que Facebook cometió errores en la peor crisis de su compañía. “El País” (22-III-2018).
Faus, J.; Jiménez, R. El Congreso de EE UU cita a Zuckerberg a testificar por la fuga masiva de datos. “El País” (23-III-2018).
Jiménez, R. Facebook pierde la inocencia. “El País” (25-III-2018).
Guimón, P. Una alfombra de ‘likes’ desde Cambridge a la Casa Blanca. “El País” (25-III-2018).

Guimón, P. Christopher Wylie / Cerebro de Cambridge Analytica. ‘El Brexit no habría sucedido sin Cambridge Analytica’. “El País” (27-III-2018).

Opiniones.
Bassets, Lluís. Democracia perforada. “El País” (22-III-2018).

Editorial. Desprotección de datos. “El País” (21-III-2018). 

Editorial. Privacidad en la Red. “El País” (27-III-2018). Las tecnológicas deben velar por los datos de sus usuarios.

jueves, 22 de marzo de 2018

El 'Curiosity' en Marte.



Una selección de fotos tomadas por el Curiosity en Marte.

El político y empresario español José Luis Leal (1939).


El político y empresario español José Luis Leal (1939).

Resultado de imagen de José luis leal

José Luis Leal Maldonado (Granada, 1939), político y empresario español, de sólida formación jurídica y económica. Comenzó su vida política durante el franquismo como miembro del Frente de Liberación Popular (FLP), una organización anticomunista católica que promovió Julio Cerón Ayuso, en la preparación de la Transición hacia el liberalismo y la socialdemocracia, en clave monárquica. 
Destacó pronto como un jurista de amplia experiencia económica. En marzo de 1978 fue nombrado Secretario de Estado para Asuntos Económicos en el segundo Gobierno presidido por Adolfo Suárez y desde el 6 de abril de 1979 hasta el 8 de septiembre de 1980 fue ministro de Economía en el tercer y cuarto gobiernos de Unión de Centro Democrático (UCD), también presididos por Suárez. Tras su salida del Gobierno trabajó en el Banco Bilbao y llegó a ser presidente de la patronal bancaria (1990-2005). Su ideario económico, reformista aunque políticamente sea un conservador, ha evolucionado en la crisis iniciada en 2007 desde un liberalismo muy reacio al papel del Estado hacia la convicción de que el Estado debe impulsar las reformas estructurales y compensar con su demanda la caída de la demanda privada.

Resultado de imagen de José luis leal

Su pensamiento tiene una muestra en el artículo Del gradualismo al rescate [“El País” Negocios 1.389 (17-VI-2012)], en el que sostiene:
‹‹A estas alturas de la crisis financiera, con el rescate de nuestro sistema financiero en marcha, es conveniente intentar comprender lo ocurrido, aunque solo sean las grandes líneas, a partir de las actuaciones del Banco de España y la más reciente del Gobierno.
Empecemos por la autoridad monetaria. La crisis financiera que comenzó en 2007 conoció un notable agravamiento en el otoño de 2008 con la quiera de Lehman Brothers. Los Gobiernos europeos y el norteamericano reaccionaron con rapidez inyectando fondos públicos en los bancos en dificultades para reforzar su solvencia. Se trató, esencialmente, de aportaciones de capital que posteriormente se recuperaron o han comenzado a recuperarse.
En España, la política seguida fue diferente. Partiendo de la base de que nuestro sistema financiero era solvente y estaba bien capitalizado, se pensó que bastaría con las provisiones existentes (superiores a las de la mayoría de los bancos de otros sistemas financieros) y que, en caso de necesidad, estas podrían aumentarse. Como no se ha producido un debate sobre la política seguida para hacer frente a la crisis financiera, no sabemos qué hipótesis se barajaron en aquellos momentos, pero es razonable pensar que la ausencia de exposición de los bancos españoles a los denominados “activos tóxicos” exteriores indujera en las autoridades monetarias un exceso de confianza cuyas consecuencias vivimos actualmente.
La tranquilidad oficial no podía durar mucho, pues el inevitable estallido de la burbuja inmobiliaria necesariamente tenía que fragilizar los balances de los bancos. Tampoco se dijo que la necesidad de recurrir al ahorro exterior como consecuencia de la acumulación de los desequilibrios de la balanza por cuenta corriente (que llegaron a alcanzar el 10% del PIB) obligaba a los bancos a buscar ingentes cantidades de recursos en el exterior, lo que constituía un factor suplementario de riesgo para la estabilidad de sus balances, especialmente para los que solo operaban en el interior de nuestras fronteras, y muy especialmente para las cajas de ahorros.
La política que se puso en práctica fue la de corregir gradualmente los desequilibrios financieros pensando tal vez que el crecimiento económico permitiría absorber poco a poco la inevitable morosidad que se avecinaba, especialmente la inmobiliaria. Se trataba de una apuesta apoyada en la hipótesis de que la burbuja inmobiliaria de deshincharía gradualmente. Dicho de otra manera, y por utilizar una expresión en boga aquellos años: se pensaba que el aterrizaje sería suave.
Pero no fue así. De la desaceleración económica pasamos a la recesión, y con ella deberían haberse terminado los sueños del gradualismo. Se inició tardíamente un proceso de reestructuración de las cajas de ahorros, pero el Banco de España no pudo, o no supo, vencer los obstáculos que los responsables políticos regionales opusieron a su acción. En algunos casos se pusieron en marcha fusiones que desde el principio parecían inviables. Solo en unos pocos casos fue acertado el diseño.
Hay que recordar que la confianza es un elemento básico del funcionamiento del sistema financiero. Esta es la razón por la cual en otros países la intervención pública fue rápida y masiva. Baste con recordar los 750.000 millones de dólares aportados por el Tesoro norteamericano para superar la crisis.
Pero hemos tardado en aprender esta lección. A lo largo de los primeros meses de este año, y para hacer frente a la creciente desconfianza hacia nuestro sistema financiero, se tomaron medidas que, a pesar de ir en el buen sentido, pronto se revelaron insuficientes. Se aumentaron las provisiones, se movilizaron los fondos de garantía de depósitos y se estimaron las pérdidas potenciales del conjunto del sistema muy por debajo de lo que constituía el consenso de los mercados. Por último, el caso de Bankia nos puso al borde del abismo al anunciarse una ayuda de 19.000 millones de euros apenas unos días después de haberse anunciado que con 7.000 millones sería suficiente.
Al final ha habido que reconocer que el gradualismo para resolver problemas de confianza en el sistema financiero no es el mejor método y hemos tenido que pedir una línea de crédito de 100.000 millones de euros a nuestros socios de la eurozona para intentar recuperar la confianza perdida.
Aparentemente, el Gobierno ha acertado en esta última etapa, pues ha conseguido que el rescate planteado se limite al sistema financiero y que las condiciones no afecten, o lo hagan solo indirectamente, a la política macroeconómica. Desde esta perspectiva, la diferencia con lo sucedido en otros países es sustancial, por lo que inmediatamente se han producido reacciones: unas, pidiendo condiciones similares a las de España, y otras, interpretando las condiciones de la ayuda de manera restrictiva. El apoyo de Francia y Alemania ha sido esencial, pero no hay que olvidar que los bancos de cada uno de los dos países tienen riesgos contraídos con España superiores a los 150.000 millones de dólares. Lo más importante es que, a pesar de todo, la integración financiera de la eurozona ha dado un significativo paso adelante.
Según el documento del FMI que ha precipitado el rescate, el 70% del sistema financiero español no tiene mayores problemas, concentrándose estos en el 30% restante, formado mayoritariamente por cajas de ahorros cuya administración se vio muy influida por criterios políticos y cuyos balances están sobrecargados de activos inmobiliarios de escaso valor. Llevará algún tiempo su saneamiento, pero al final tendrá que producirse. El préstamo, como es sabido, se instrumentará a través del FROB y no tendrá consecuencias directas sobre el déficit público, pues se contabilizará como deuda. Quedan, sin embargo, por definir dos aspectos esenciales: el tipo de interés que habrá que pagar y la duración del préstamo. Una parte del dinero inyectado se recuperará con el tiempo, por lo que el quebranto para el sector público será bastante menor que el que indique la cifra de ayuda que finalmente se retenga, como ha ocurrido por doquier y como ya ocurrió en nuestro país hace años.
Desde la perspectiva europea, al acuerdo del sábado es muy importante, pues constituye un paso decisivo hacia la creación de una unión bancaria entre los países de la eurozona. El que haya sido el Eurogrupo el que haya tomado la decisión es también significativo, pues la unión monetaria solo será viable en el medio y largo plazo si además de la financiera se produce una unión fiscal, por la que aboga Alemania, y que sería el otro pilar, junto con el Banco Central Europeo, en el que se asiente la Unión. Buenas noticias para España y buenas noticias para Europa. Pero el camino que queda por recorrer es arduo, como lo demuestran las primeras reacciones de los mercados: esperemos que esta vez hayamos aprendido las lecciones y que podamos mirar hacia el futuro con mayor tranquilidad.››

Fuentes.
Internet.
[http://elpais.com/autor/jose_luis_leal/a/] Enlace a los artículos en "El País".


Artículos.
Leal, J. L. La clase media y la crisis. “El País” Negocios 1319 (13-II-2011) 18.
Leal, J. L. Difícil, pero posible. “El País” Negocios 1.363 (18-XII-2011) 18. Aboga por un ajuste rápido en la economía española porque tendrá menos efectos sociales negativos a largo plazo si ayuda a recuperar la confianza en el porvenir.
Leal, J. L. Del gradualismo al rescate. “El País” Negocios 1.389 (17-VI-2012) 14.
Leal, J. L. Recuperar la soberanía perdida. “El País” Negocios 1.396 (5-VIII-2012) 12. España debe desendeudarse y solo hay una vía: exportar más bienes y servicios.
Leal, J. L. Un problema de liderazgo. “El País” Negocios 1.399 (26-VIII-2012) 10. Falta liderazgo en Alemania y Europa para superar la crisis.
Leal, J. L. También hay buenas noticias. “El País” Negocios 1.404 (30-IX-2012) 16. El comercio exterior español va bien.
Leal, J. L. Las consecuencias económicas de la señora Merkel. “El País” Negocios 1.409 (4-XI-2012) 18. Critica la política conservadora antikeynesiana de Merkel porque impide salir de la crisis, y compara sus imposibles exigencias a Grecia con las que los aliados impusieron a Alemania en Versalles en 1919.
Leal, J. L. La importancia de la industria. “El País” Negocios 1.414 (9-XII-2012) 18.
Leal, J. L. La política económica en 2012. “El País” Negocios 1.419 (13-I-2013) 18.
Leal, J. L. El empleo en 2012. “El País” Negocios 1.424 (17-II-2013) 18. Se muestra muy pesimista a corto plazo.
Leal, J. L. Crecimiento y deuda pública. “El País” Negocios 1.434 (28-IV-2013) 20. La reciente polémica respecto a Rogoff y Reinhart y su relación con el caso español.
Leal, J. L. Lo que dicen de nosotros. “El País” Negocios 1.445 (14-VII-2013) 14. Pesimismo en las previsiones de las instituciones internacionales sobre la economía española.
Leal, J. L. El FMI y los salarios. “El País” Negocios 1.451 (25-VIII-2013) 12. El aumento de la productividad no puede basarse solo en la reducción del empleo o en la bajada de los salarios.
Leal, J. L. Las condiciones de la recuperación. “El País” Negocios 1.457 (6-X-2013) 20. Hay que continuar con las reformas para favorecer la competitividad.
Leal, J. L. Una recuperación sostenible. “El País” Negocios 1.463 (17-XI-2013) 18. La leve recuperación económica del segundo semestre de 2013 se basa en la exportación, mas para que se mantenga a largo plazo hay que mejorar el sistema educativo, huérfano del necesario acuerdo multipartidario.
Leal, J. L. Cambio de tendencia. “El País” Negocios 1.469 (29-XII-2013) 14. Un optimista análisis sobre la economía española en 2013 y 2014.
Leal, J. L. La deuda de las familias. “El País” Negocios 1.475 (9-II-2014) 16.
Leal, J. L. El empleo durante la crisis. “El País” Negocios 1.481 (23-III-2014) 18.
Leal, J. L. La política económica de la Transición. “El País” Negocios 1.487 (4-V-2014) 16.
Leal, J. L. Un gran reinado. “El País” Negocios 1.493 (15-VI-2014) 18.
Leal, J. L. La base del crecimiento. “El País” Negocios 1.499 (27-VII-2014) 14.
Leal, J. L. Problemas en el sector exterior. “El País” Negocios 1.505 (7-IX-2014) 13.
Leal, J. L. Algo se mueve. “El País” Negocios 1.511 (19-X-2014) 19. Proliferan las iniciativas empresariales de PYME españolas,
Leal, J. L. Los límites del crecimiento. “El País” Negocios 1.517 (30-XI-2014) 16. Análisis de la balanza comercial y de pagos de España en los últimos años.
Leal, J. L. Las familias en 2014. “El País” Negocios 1.526 (1-II-2015) 17.
Leal, J. L. El 2,4%. “El País” Negocios 1.532 (15-III-2015) 16. Las previsiones de crecimiento del PIB español.
Leal, J. L. La parte del César. “El País” Negocios 1.538 (26-IV-2015) 17. La crisis de Grecia.
Leal, J. L. Las dificultades del Presupuesto. “El País” Negocios 1.556 (30-VIII-2015) 15.
Leal, J. L. Desendeudarse. “El País” Negocios 1.562 (11-X-2015) 17.
Leal, J. L. Los caminos de la modernización. “El País” Negocios 1.568 (22-XI-2015) 17. El conocimiento, la educación, la investigación, el reciclaje profesional de los desempleados, la dualidad del mercado laboral en fijos y temporales, el escaso capital riesgo…
Leal, J. L. Lo que queda por hacer. “El País” Negocios 1.578 (31-I-2016) 15. Las reformas deben proseguir y no olvidemos la elevada deuda exterior de España.
Leal, J. L. La espada de Damocles. “El País” Negocios 1.584 (13-III-2016) 18. La necesidad de reformas.
Leal, J. L. El declive de la socialdemocracia. “El País” Negocios 1.599 (10-VII-2016).
Leal, J. L. Problemas que persisten. “El País” Negocios 1.609 (18-IX-2016). El Gobierno debe reducir el déficit y reformar las pensiones.
Leal, J. L. La tentación proteccionista. “El País” Negocios 1.615 (6-XI-2016).
Leal, J. L. Desigualdades. “El País” Negocios 1.621 (18-XII-2016). La globalización reduce la desigualdad entre los países pero la acrecienta dentro de ellos.
Leal, J. L. Oportunidades y problemas. “El País” Negocios 1.627 (29-I-2017). El déficit y las pensiones como retos.
Leal, J. L. No es país para jóvenes. “El País” Negocios 1.633 (12-III-2017). Falta una política eficaz para dar empleo y futuro a los jóvenes españoles.
Leal, J. L. Consolidar la exportación. “El País” Negocios 1.638 (16-IV-2017).
Leal, J. L. Tras la crisis. “El País” Negocios 1.644 (26-V-2017). La economía española ha superado la crisis pero hay peligros y persiste el paro.
Leal, J. L. Tres momentos. “El País” Negocios 1.650 (9-VII-2017). La economía española ha vivido tres grandes hitos transformadores en los últimos decenios: la crisis del petróleo, la entrada en la UE y la Gran Recesión.
Leal, J. L. La renta de las familias. “El País” Negocios 1.663 (17-IX-2017). Las familias españolas deben equilibrar su desendeudamiento con su consumo creciente.
Leal, J. L. El coste de la independencia. “El País” Negocios 1.670 (5-XI-2017). Critica las mentiras y el abuso de las emociones en el conflicto catalán al esconder los altos (inviables) costes de independizarse: la pérdida de competitividad de las exportaciones al tener mayores tarifas aduaneras (más 3%), menos centros de decisión de empresas, menos impuestos, una deuda financiera y de pensiones más elevada...

martes, 13 de marzo de 2018

Dosier: El caso ‘Gabriel Cruz’ en Níjar.


Dosier: El caso ‘Gabriel Cruz’ en Níjar.

Resultado de imagen de Gabriel cruz

La desaparición y asesinato de Gabriel Cruz, un niño de ocho años, en la localidad de Níjar (Almería), ha conmovido a la opinión pública española, es una cruel muestra de la crisis de valores que se ha extendido en la sociedad y reaviva el debate sobre el tratamiento y la difusión  en los medios de comunicación de los crímenes.


Detenida la pareja del padre de Gabriel Cruz tras el hallazgo del cadáver (11-III-2018). Agencia EFE. Un minuto. [https://www.youtube.com/watch?v=3pcNXNUz-50]


El editorial Lección desde el horror [“El País” (13-III-2018)] apunta que el clamor de la madre de Gabriel contra el odio nos exige una gran talla moral:
‹‹La tragedia guarda en ocasiones un espacio insospechado para las lecciones, y esta vez ha sido la propia madre-víctima, Patricia Ramírez —que ha perdido a su hijo de ocho años—, quien ha dado a la opinión pública una lección de gran significación política y social. La madre de Gabriel Cruz, fallecido supuestamente a manos de la nueva pareja de su padre, pidió ayer “que no se extienda la rabia, que nadie retuitee cosas de rabia porque ese no es mi hijo y no soy yo”.
Sus palabras son particularmente valiosas al proceder de la persona de la que sin duda más se podría comprender y perdonar una reacción contraria: la del odio, el deseo de venganza, el endurecimiento de las penas y las consecuencias políticas fáciles y oportunistas de un caso que probablemente no habría variado en un contexto diferente.
Por el contrario, Patricia Ramírez no solo aporta una lección de calma a un ambiente enrarecido por la exigencia en la calle y en las redes de un castigo ejemplarizante rayano en la venganza, sino que sitúa a toda la sociedad ante un estándar moral de gran altura del que nadie debería permitirse descender. Las apelaciones al odio, a la venganza y a la justicia popular —“¡que la saquen!”— que corrieron desde el domingo de perfil en perfil de las redes y en las concentraciones espontáneas de repulsa deben acallarse ante un cauce oficial que, una vez más, ha demostrado que actúa de forma eficiente.
Las fuerzas de seguridad funcionan. La Guardia Civil ha logrado con plena ejemplaridad y sangre fría desentrañar un caso espinoso, como días antes los Mossos consiguieron resolver el doble crimen del pantano de Susqueda y las fuerzas de seguridad en Galicia identificar en los meses anteriores al asesino de Diana Quer. En este caso, los agentes tuvieron el temple de dejar volar el hilo de la cometa sin perderla de vista para lograr llegar hasta el niño cuando ya sospechaban que era Ana Julia Quezada, pareja del padre, la responsable. La justicia hará ahora su trabajo.
Los tres dramáticos casos que han conmocionado el país en las últimas semanas han avivado el debate de la prisión permanente revisable, cuya derogación se votará este jueves en el Congreso. El Gobierno, respaldado por los 2,5 millones de firmas conseguidas por los padres de Diana Quer, Mari Luz Cortés y Marta del Castillo, ha propuesto endurecerla en el Código Penal. Pero lo que se votará este jueves es la propuesta de PNV que apoyan PSOE y Podemos para eliminarla. Ciudadanos espera el veredicto del Tribunal Constitucional, que lo tiene en su cartera.

A estas alturas, la madurez política y democrática debería habernos hecho aprender que el debate sobre cualquier cambio legal con respecto a las penas debe celebrarse en frío y no al calor de los sucesos que conmocionan el país. Por ello, las apelaciones a la cadena perpetua o la tentación de endurecer las penas debe llevar a sus promotores a recordar de ahora en adelante las palabras de Patricia Ramírez: “Que pague lo que tenga que pagar, pero que lo que quede de este caso sean las buenas acciones que han salido de todos lados. Todos por Gabriel”.››

FUENTES.
Internet.

Artículos.
Ortega, P. Historia de una obsesión. “El País” (3-III-2018). Desaparece Gabriel Cruz, un niño de ocho años, en Níjar. Se sospecha de un vecino obsesionado con la madre.
Ortega, P. El juez encarcela al acosador de la madre de Gabriel. “El País” (4-III-2018).
Ortega, P. El ADN de la prenda hallada en Níjar es del niño desaparecido. “El País” (6-III-2018). La encontró la pareja del padre.
Ortega, P. La búsqueda vuelve al entorno de Gabriel. “El País” (11-III-2018).
Ortega, P. Hallado el cuerpo del niño Gabriel desaparecido en Níjar (Almería). “El País” (12-III-2018). Detenida la compañera del padre, Ana Julia Quezada.
Blanco, Patricia R. Los bulos del ‘caso Gabriel’. “El País” (12-III-2018). Falsas informaciones sobre secuestros, detenciones y sospechosos han circulado en torno a la desaparición del niño de Almería.
Redacción. Las claves del Caso Gabriel, el niño hallado muerto en Níjar. “El País” (13-III-2018).
Ortega, P. La autopsia revela que Gabriel murió estrangulado el día que desapareció. “El País” (13-III-2018).
Ortega, P. Sospechosas ‘hiperrreacciones’. “El País” (13-III-2018). Las sospechas recayeron sobre Ana Julia Quezada por sus numerosos errores.
Amón, Rubén. Un pescaíto entre tiburones. “El País” (13-III-2018).
Jabois, Manuel. El paisaje roto de Ana Julia Quezada. “El País” (13-III-2018).
Marcos, N. Televisión carroñera. “El País” (13-III-2018). El lunes, 'Sálvame' cambió sus contenidos para poner a Paz Padilla al frente de una mesa de análisis del caso Gabriel. ¿Era necesario?
Editorial. Lección desde el horror. “El País” (13-III-2018). El clamor de la madre de Gabriel contra el odio nos exige una gran talla moral.
Ortega, P. Ana Julia Quezada confiesa que mató al niño Gabriel. “El País” (13-III-2018). La detenida asegura que el niño se enfadó con ella en la finca familiar y la agredió.

Ortega, P. La detenida por la muerte del niño Gabriel Cruz confiesa el crimen. “El País” (14-III-2018).
Ortega, P. Investigar con una esperanza de vida. “El País” (15-III-2018).
Amón, Rubén. Gabriel y la obscenidad de la política. “El País” (16-III-2018).
Ortega, P. Patricia Ramírez, una búsqueda sin rencor. “El País” (16-III-2018).
Ortega, P. El juez envía a prisión incondicional a la homicida confesa. “El País” (16-III-2018).
Gómez, Rosario G. Sensacionalismo, morbo y credibilidad. “El País” (16-III-2018).
Jabois, M. El teatro de la asesina confesa de Gabriel. “El País” (18-III-2018).
Redacción. La autopsia revela que el niño Gabriel murió “una o dos horas después de comer”. “El País” (5-IV-2018). El juez llama a comparecer en sede judicial a 10 personas, entre los que se encuentran algunos familiares del pequeño.